‘Chalecos amarillos’ se mantienen en pie de lucha en Francia

 

Los ‘chalecos amarillos’ se manifiestan este sábado en Francia por undécimo sábado consecutivo, en un momento en que el Ejecutivo comienza a recuperar parte de la popularidad perdida y ha lanzado un gran debate nacional para intentar dar una salida a la crisis.

 

En los dos últimos sábados, la protesta consiguió sacar a las calles a cerca de 84 mil personas en todo el país.

 

En París se declararon oficialmente en esta jornada cuatro mil manifestaciones y, por primera vez desde el inicio del movimiento contestatario a mediados de noviembre, una ‘Noche Amarilla’, encuentro organizado en la Plaza de la República a partir de las 17.00 (16.00 GMT).

 

SALARIOS Y PENSIONES

Según recordaron, el aumento de los salarios y de las pensiones, el mantenimiento de los servicios públicos de proximidad, el restablecimiento del Impuesto Sobre la Fortuna (ISF), que afecta a los más ricos del país, y el referendo de iniciativa ciudadana son algunas de sus principales reivindicaciones.                                                                                                                                                                          

Por primera vez, las fuerzas del orden dotadas con pistolas de pelotas de goma van equipadas con cámaras para grabar sus intervenciones, una medida decidida por el ministro del Interior, Christophe Castaner, para que haya más transparencia en el uso de esa arma, a la que se recrimina haber herido a manifestantes en el pasado.

 

Cientos de manifestantes comenzaron a marchar desde los Campos Elíseos, uno de los epicentros de las protestas, hacia la plaza de la Bastilla, pasando por la Asamblea Nacional.

 

'Chalecos amarillos' se mantienen en pie de lucha en Francia

 

LOS BASTIONES

En Estrasburgo, entre 200 a 300 manifestantes ataviados con chalecos amarillos y ondeando banderas franceses se reunieron frente a la sede del Parlamento Europeo, antes de marchar hacia el centro de esta ciudad del noreste de Francia.

 

En el resto de Francia, las autoridades temen incidentes en Burdeos y Toulouse, dos bastiones de los ‘chalecos amarillos’, donde en las últimas semanas las protestas derivaron en enfrentamientos.

 

El domingo se prevé en París una manifestación de los ‘pañuelos rojos’, un colectivo que afirma representar a la mayoría silenciosa en Francia, que está harta de la violencia y de los disturbios durante las manifestaciones de los ‘chalecos amarillos’.

 

'Chalecos amarillos' se mantienen en pie de lucha en Francia