BUEN INICIO DEL BANCO DE LOS BRICS

BRICS

(MSIa informa)

En su columna regular del periódico brasileño O Globo del 29 de abril pasado, el economista Paulo Nogueira Batista Jr., vice-presidente del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), mejor conocido como el “Banco de los BRICS”, hace un optimista resumen de las operaciones de la entidad.

Según él, los primeros proyectos de financiamiento fueron aprobados por el banco apenas diez meses después del inicio formal de sus actividades. Fueron cuatro proyectos, con valor de 811 millones de dólares, la mayoría en el campo de las energías renovables, de acuerdo con la orientación hecha en la última cumbre de los BRICS, en Ufá, Rusia, en julio de 2015:

“El proyecto brasileño es un préstamos al BNDES de 300 millones de dólares, que será pasado a desarrollos privados en áreas como energía eólica o solar. El proyecto chino, denominado en yuanes es equivalente a 81 millones de dólares, es en el área de la energía solar.

El sudafricano, de 180 millones de dólares, está direccionado al financiamiento de líneas de transmisión de energía eléctrica. El proyecto hindú es una línea de crédito de 250 millones de dólares al Banco Canara, destinado a proyectos en las áreas solar, eólica, geotérmica y al financiamiento de pequeñas hidroeléctricas. Un quinto proyecto, en Rusia, está en avanzada fase de negociación.

MIL MILLONES DE DÓLARES

“Del lado del funding, el NBD está haciendo progresos. En enero de este año, los socios fundadores hicieron el primer aporte de capital, conforme lo previsto en el Convenio Constitutivo. Rusia pagó por adelantado la segunda parte de su aportación y, así, el NBD cuenta con más capital de lo previsto, un total de mil millones de dólares.

Estamos preparando también la primera emisión de bonos que deberá ocurrir a mediados de este año. Será un bono verde, emitido en yuanes en el mercado chino.

“Así, el NBD, en línea con su mandato, se está configurando como un banco “verde”, tanto del lado del activo como del pasivo. La cuestión de la sustentabilidad de los proyectos apoyados es y seguirá siendo uno de los focos fundamentales del NBD.

“Apenas estamos empezando. Hay una tarea inmensa al frente. Tenemos mucho que aprender. No subestimamos jamás el tamaño del reto que este banco fue llamado a enfrentar.

“Finalmente, es la primera vez que un banco que tiene la aspiración de ser una institución de alcance global está siendo construido exclusivamente por países emergentes, sin la participación de países avanzados”.