Britney Spears busca recuperar el control de su vida y liberarse de la tutela de su padre

 

Britney Spears, de 38 años, se encuentra en un receso indefinido en su carrera, pero busca en la Corte recuperar el control de su vida y su dinero, tras 12 años de una curaduría judicial ejecutada principalmente por su padre, James Spears.

 

Ayer, una jueza en Los Ángeles escuchó argumentos sobre la solicitud de Spears, que incluye el retiro desu padre como cocurador, pues la estrella pop rechaza compartir el control de sus más de 60 millones de dólares en activos.

La curaduría o tutela comenzó en 2008 cuando la cantante atravesaba un periodo de inestabilidad emocional y tuvo crisis a menudo en público.

 

MAYOR TRANSPARENCIA

La famosa cantante ha reconocido que el arreglo era necesario cuando se estableció y que probablemente salvó su carrera, y se mantuvo en silencio a lo largo de más de una década.

 

Pero en agosto pasado indagó quién supervisaba su vida y dinero, y pidió mayor transparencia en solicitudes en la corte a menudo secretas.

 

Por su parte, James Spears argumenta que ha hecho bien su trabajo al llevar el patrimonio a su valor actual de más de 60 millones de dólares, tras haber estado en deuda y enfrentar demandas por decenas de millones.

Foto: Internet