Beneficios del uso del CBD, aceite a base de cannabis

 

Durante los últimos años, entre médicos y pacientes se empezó a hablar del cannabidiol, también conocido como CBD, como una panacea, como una gran alternativa para el dolor e incluso, para mejorar el rendimiento físico de las personas.

 

El CBD, uno de los dos componentes cannabinoides más relevantes de la planta de cannabis (o mariguana), se encuentran en proporciones variables dependiendo de la cepa, es decir, de la parte del tronco de la planta que está bajo la tierra y unida a la raíz.

 

El aceite de cannabi es la presentación más frecuente, aunque también el CBD está añadido a algunos alimentos, aparee como ingrediente cosmético en cremas y pomadas y hasta se puede consumir con vaporizador.

 

De hecho, en países como Jamaica, Holanda, Canadá y Uruguay, así como en algunos estados de la Unión Americana y en la Ciudad de México ya es legal el consumo terapéutico o lúdico de la cannabis.

 

EFICAZ TRATAMIENTO

Existían y aún persisten muchos mitos sobre las bondades y daños de la mariguana -señala el doctor Jeremías Bahena de la Torre-, si bien presenta algunos compuestos que, efectivamente, tienen efecto psicoactivo, otros no, por el contrario, son benéficos”.

 

“El cannabidiol es un compuesto que actúa en el sistema nervioso central y por ende es psicotrópico –explica el experto- pero de ninguna manera presenta los efectos psicoactivos del tetrahidrocannabinol (por su siglas THC), también conocido como Δ9-THC, el principal elemento psicoativo de la mariguana”.

 

El CBD es el cannabinoide que “ha demostrado mayor margen terapéutico, el que presenta más efectos beneficiosos para el tratamiento de algunas enfermedades y síntomas –agrega-, y con leves efectos secundarios en un amplio rango de dosis”.

 

-Doctor Bahena, ¿Qué propiedades terapéuticas, hasta el momento, ofrece el CBD?

“Es un excelente analgésico, antiinflamatorio, antioxidante, anticonvulsivante, neuroprotector, antitumoral, ansiolítico, antipsicótico, inclusive, se destaca su capacidad de reducir la adicción por alcohol, cocaína y heroína”.

 

-Hay expertos que hablan de que el CBD es un inmunomodulador, ¿Qué significa esto?

“Se refiere a la sustancia que estimula o deprime el sistema inmunitario, ello significa que puede ayudar al organismo a combatir desde infecciones hasta cáncer y otras enfermedades más. Pero cuidado con caer en charlatanería, siempre deben seguirse protocolos para conocer los alcances y beneficios de un medicamento”.

 

“Lo cierto es que el cannabidiol se está utilizando en el tratamiento de múltiples padecimientos como en dependencias químicas (adicciones), en ansiedad, psicosis, autismo, epilepsia y enfermedades neurodegenerativas como Parkinson, Esclerosis Múltiple y Alzheimer”.

 

También –añade el médico egresado de la UNAM-, el CBD se ha propuesto para tratar padecimientos inflamatorios crónicos como la enfermedad de Crohn (proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal principalmente) y la poliartritis crónica (inflamación en cuatro o más articulaciones durante un período mayor a 6 semanas”.

 

 

UN PUJANTE MERCADO

El entrevistado destaca que ya se puede consumir aceite de cannabis con CBD no psicoactivo o marihuana sin thc, el cual posee relevantes propiedades medicinales, y actualmente es un boom y un negocio en auge en el continente europeo.

 

El aceite de cannabidiol se elabora diluyendo el CBD extraído de la cannabis en un aceite portador, que puede ser, entre otros, aceite de oliva, girasol, coco o cáñamo.

 

Amén del aceite –indica el doctor Bahena-, el CBD también se ofrece en cápsulas, espray, infusión de plantas y en cremas, entre otras presentaciones.

 

“Lo importante –señala- es elegir un producto de un fabricante de confianza, que realmente informe de la cantidad de cannibidiol en sus productos y que no dé información falsa o exagerada sobre sus propiedades”.

 

-Finalmente doctor Jeremías Bahena, ¿existen efectos adversos del cannibidiol?

“Cuando se usa CBD en dosis terapéuticas puede presentarse, de manera leve a moderada, somnolencia, sensación de cansancio, mareos, dolor de cabeza, disminución del apetito y sequedad de boca”.

 

“Síntomas que mejoran con la reducción de la dosis de cannibidiol y desaparecen al suspender su uso”.