¿BATALLA ENTRE HUMANOS Y ALIENÍGENAS?

 

El Área 51 es una zona del desierto de Nevada, en Estados Unidos, conocida por ser el lugar donde presuntamente las fuerzas armadas de ese país esconden el platillo volador caído en Roswell en 1947.

 

Esta base secreta no sería la única de su clase, pues de acuerdo a las abundantes historias que hay en la web, existen muchas más.

 

La segunda en importancia sería la Base Dulce, que se ubicaría en la frontera de los estados de Nevada y Nuevo México y se hallaría debajo de la Tierra. Allí se efectuarían todo tipo de experimentos genéticos que son realizados no sólo por científicos locales, sino también por extraterrestres.

 

THOMAS CASTELLO, UN AGENTE DE SEGURIDAD DE LA BASE DULCE

Fue un fotógrafo militar con una licencia ultra secreta. Tras trabajar en varios sitios como técnico de seguridad, se fue ganando la confianza de sus oficiales hasta que lo destinaron en 1977 a la citada base donde lo hicieron firmar una cláusula de silencio.

 

Según los relatos, Castello tenía por misión revisar las cámaras dispuestas a lo largo de todo el complejo subterráneo y acompañar al personal de un sector a otro. Bajo el pretexto que los estaban curando en ese sitio, él habría visto transitar a hombres, mujeres y niños que supuestamente estaban locos, y le estaba prohibido interactuar con ellos.

 

También habría sido testigo de varios y diversos tipos de experimentos relacionados con: Campos de energía áuricos, viajes astrales, control mental, reconocimiento de la memoria del cerebro humano, adquisición y transferencia; manipulación de la materia, réplicas rápidas del cuerpo humano por medio del uso de transferencia de energía/materia y otros avances científicos.