Así era el plan de Keith Raniere para gobernar México a través del clan Salinas

 

Keith Raniere, sentenciado este martes 27 de octubre a cadena perpetua por un tribunal de Estados Unidos, por fundar y liderar la secta sexual NXIVM, a la que autodenominaba grupo de “autoayuda”, pretendía que México se convirtiera en la primera “República NXIVM” a nivel mundial y para ello esperaba que Carlos Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente de México, Carlos Salinas de Gortari, fuera nombrado su presidente.

 

Así lo señala Dolia Estévez en una columna publicada en el portal SinEmbargo, en donde refiere información proporcionada por Catherine Oxenberg, una exintegrante de la secta y madre de una de las esclavas sexuales de Raniere.

 

LA CONJURA

Cita la periodista que la conjura descrita por Oxenberg en su libro Captive, describe el actuar de Keith Raniere al interior de la secta, pues era un manipulador que pretendía que Emiliano Salinas fuera su “peón” mexicano y así extender las ramas de su “organización” más allá de las fronteras de la Unión Americana.

 

Dolia Estévez señala que Raniere buscaba que Emiliano Salinas Occelli ganara las elecciones de 2018:

Me meo sobre toda tu familia, le dijo Raniere, al echarle en cara venir de un clan que se enriqueció mediante la corrupción y ser parte de un legado de injusticia y perversión, asegura la articulista en su citada columna.

Imagen: Reuters