Aseguran que seres mutantes viven en Chernobyl, tras explosión nuclear de 1986 (video)

 

El accidente de Chernóbil sucedió en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, a tres kilómetros de la ciudad de Pripyat, actual Ucrania, el sábado 26 de abril de 1986. Considerado, junto con el accidente nuclear de Fukushima, en Japón de 2011, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares, constituye uno de los mayores desastres medioambientales de la historia.

 

Aquel día, durante una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor cuatro de esta central nuclear produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior, remembra el portal paraloscuriosos.com

 

Básicamente se estaba experimentando con el reactor para comprobar si la energía de las turbinas podía generar suficiente electricidad para las bombas de refrigeración en caso de fallo.

 

 

LLUVIA RADIACTIVA

La cantidad de dióxido de uranio, carburo de boro, óxido de europio, erbio, aleaciones de circonio y grafito expulsados, materiales radiactivos y/o tóxicos, que se estimó fue unas 400 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945, causó la muerte de 31 personas y forzó al gobierno de la Unión Soviética a la evacuación repentina de 116 mil personas.

 

Después del accidente, se inició un proceso masivo de descontaminación, contención y mitigación que desempeñaron aproximadamente 600 mil personas denominadas liquidadores en las zonas circundantes al lugar del accidente y se aisló un área de 30 kilómetros de radio alrededor de la central nuclear conocida como zona de alienación, que sigue aún vigente.

 

Tras prolongadas negociaciones con el gobierno ucraniano, la comunidad internacional financió los costes del cierre definitivo de la central, completado el 15 de diciembre de 2000. Inmediatamente después del accidente se construyó un sarcofágo, para aislar el interior del exterior, que se ha visto degradado en el tiempo por diversos fenómenos naturales, por lo que corre riesgo de desplomarse.

 

 

RADIACIÓN, COMBUSTIBLE PARA EL MÁS ALLÁ

Así, la ciudad de Pripyat es considerada uno de los lugares más interesante para los investigadores de lo paranormal. Muchos de los expertos piensan que lo eventos relacionados con la radiación y los fenómenos paranormales tienen una relación directa.

 

Aunque algunos afirman que la radiación es un subproducto de la actividad paranormal, otros creen que las partículas radiactivas actúan como combustible para el más allá.

 

Foto: Taringa!

 

EL “PÁJARO NEGRO DE CHERNÓBIL”

Antes de la explosión del reactor muchas personas reportaron avistamientos del llamado “Pájaro Negro de Chernóbil”, una gran criatura semejante a un hombre sin cabeza. Esta criatura se asemeja al conocido “Monthman” que se vio antes del desastre en el Point Pleasant, en Virginia Occidental.

 

Destaca el portal  el portal paraloscuriosos.com que son muchos los que afirman haber visto misteriosas siluetas de personas y sombras, apariciones de antiguos médicos y bomberos caminando en medio de las calles y edificios abandonados. 

 

Notas relacionadas