Asaltan a Kim Kardashian a punta de arma de fuego y le roban 10 mdd en joyas

 

 

Foto: Reuters
Foto: Reuters

 

kIm Kardashian West resultó ilesa el domingo luego de un atraco a mano armada en el que se llevaron joyas con valor de 10 millones de dólares, según un policía.

 

“(Kim) está muy afectada pero físicamente ilesa”, indicó una representante de Kardashian West, luego de verse retenida por hombres enmascarados vestidos de policías, que la ataron en el baño del apartamento antes de escapar del lugar.

Cinco hombres armados y enmascarados, que seguían prófugos, robaron un joyero con objetos por valor de 6 millones de euros (6.7 millones de dólares), así como un anillo valorado en 4 millones de euros, señaló un funcionario de la policía.

 

Los dos funcionarios de la policía confirmaron que Kardashian había salido sin lesiones y que había una investigación en curso. No estaban autorizados a hablar de forma pública sobre pesquisas en marcha.

 

Los delincuentes  amarraron a Kardashian y la encerraron en el baño antes de escapar en moto, indicó la policía.

Kanye West estaba ofreciendo un concierto en Nueva York en ese momento. El artista canceló de improviso el espectáculo en el Meadows Festival luego de decir a sus fanáticos  que tenía que  detenerlo por una emergencia familiar.

“Lo siento, emergencia familiar, tengo que detener el concierto”, dijo West al público.

Kardashian West estaba en París para asistir a la semana de la moda en la capital francesa. El domingo por la noche asistió al desfile de Givenchy.

 

PARÍS, LA CIUDAD DE LA LUZ… Y LAS SOMBRAS

 

 También fue asaltada la semana pasada por un acosador de celebridades que trató de agredirla cuando entraba en un restaurante.

París ha sido un sitio especial para la pareja, que pasó allí el fin de semana previo a su boda en Florencia en mayo de 2014.

Kardashian estuvo alojada en la vivienda cerca de la iglesia de la Madeleine en París. Los delincuentes entraron en el edificio después de que el conserje les franqueara la entrada, señaló la policía.

Esposado y a punta de pistola, el empleado los guió hasta el piso de la estadunidense.

No  se encontraba claro si los dos hijos de la pareja, North, de tres años, y Saint, de 10 meses, estaban con Kardashian West en la habitación de hotel.

La policía indicó que la familia había quedado bajo protección policial en el hotel George V tras el incidente.