septiembre 21, 2021

AMLO exige la revocación, su interés tiene pies  

AMLO exige la revocación, su interés tiene pies  

 

Arturo Rios*

La polémica referente a la revocación de mandato está en la palestra nacional, el presidente muestra excesivo interés en el ejercicio ¿Cuál es la razón de esa prioridad manifiesta del mandatario?

Un planteamiento de Claudia Gamboa Montejano, Investigadora Parlamentaria y de Arturo Ayala Cordero Asistente de Investigación denominado “Revocación de Mandato Estudio comparativo a nivel local e internacional, y de iniciativas presentadas en el tema, define los siguiente:

Hay dos clases de mandato: imperativo y libre. En el primero, cuyo origen es la Francia antes a la Revolución, el mandatario está obligado a actuar de acuerdo a la voluntad de los electores, de no ser así éstos pueden revocar el poder.  

El Mandato libre, que defendió el abate Sieyés, concede al representante libertad para actuar con su voluntad el ejercicio de sus funciones, atendiendo al bien común; los electores no dan instrucciones, pero pueden fiscalizar los actos de los elegidos, en tanto que los gobernantes rinden cuenta de su actuar.

Ante los dos tropiezos de no lograr la aprobación de la revocación de Mandato, el presidente expresó:

Ya no quieren. Tienen miedo al pueblo, están poniendo obstáculos en el Congreso, ahí están unidos todos. Admite la nueva condición, el Congreso ya no es su principal puntal.  

Los que conocen el tema profundamente opinan que el interés que tiene el Presidente de este ejercicio es el resultado de la pregunta de continuar o frenar su mandato; es una jugada de “ganar-ganar”, pues tiene calculada las acciones acomodadas al resultado de “Sí” o de la negativa:  

Si es afirmativa, se refrenda su posicionamiento favorable a la mitad de su sexenio y renueva bríos para continuar hacia el 2024 e imponer al sucesor con toda seguridad e incluso de que, por su edad, dos años más en el poder.  

Si es negativa, aplicaría su especialidad, entrenada desde el inicio de su inconformidad con el sistema, movilizando los ejércitos que tiene conformados con base a dádivas con dinero del erario que suman millones.  

Encontraría la fórmula para un meneo, recorrería el país, exacerbando los ánimos de sus seguidores fanatizados en cada rincón del solar nacional. Una apuesta magistral, con aplausos y entrega como en los tiempos de la campaña del 2018.

No se soslaya que la imagen AMLO ya no es la misma, probado en los ejercicios del 6 de junio y 1 de agosto pasados, quedó manifiesta; la clase media reaccionó y le negó el voto, no acudió a las urnas y esfumó el requisito para cumplir la ley.

Para validar el resultado debemos votar 36 millones de electores inscritos en la lista nominal y si se repite el desprecio al evento de abril de 2022 y no se logra la participación reglamentada como ocurrió en agosto, los planes del mandatario se nublarían y complicarían sus esperanzas de continuar. ¡Dirá que ganó!

Email: [email protected]

About The Author

Soy un hombre y periodista independiente, no tengo partido político. La crítica es mi posición. Me titulé a los 65 años y tengo 74. Mi vida es el Periodismo.

Related posts