#América Latina crea #ALCE, agencia #espacial

MSIa Informa

Por iniciativa de México y de Argentina, ocho países latinoamericanos crearon la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE). El protocolo de intención fue rubricado en octubre en una reunión de los cancilleres de los dos países, Marcelo Ebrad y Felipe Solá, respectivamente. En la firma del documento estuvieron presentes el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, y la rectora de la Universidad de Colombia, Dolly Montoya Castaño (Infobae, 09/10/2020).

 

Además de los iniciadores, se sumaron a la propuesta Bolivia, Ecuador, El Salvador y Paraguay, con Colombia y Perú en calidad de miembros observadores.

 

Para quien, por si acaso, lo considere un proyecto de audacia desmedida, si se toma en cuenta la difícil realidad de la región, el director del Organismos y Mecanismos Regionales de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Efraín Guadarrama, explica: “Los países latinoamericanos y caribeños no son la vanguardia en materia del espacio. Pero, si unimos fuerzas, será más fácil para las agencias con tecnología de punta nos encuentren” (O Estado de S. Paulo, 27/11/2020). Conscientes de los grandes obstáculos que se tendrán que superar para que la ALCE pueda “despegar” como se pretende, sus creadores pretenden avanzar a pasos más modestos que lo que se suele esperar de las grandes agencias espaciales del planeta, como la Agencia Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) estadounidense, la Rosokosmos rusa, la Organización India de Investigación Espacial (ISRO), la Administración Espacial Nacional de China(CNSA) y otras. Por ello su primer proyecto será un nanosatélite para la observación de los océanos y de la agricultura, el cual será lanzado en 2022.

 

Según Guadarrama, el proyecto podría incluir varios nanosatélites, que se lanzarían a lo largo de dos años.

 

El especialista en ciencias espaciales de la UNAM, José Francisco Valdés explica que América Latina tiene que superar su deficiencia en este campo, y puso como ejemplo el que México haya sido obligado a comprar imágenes de la Agencia Espacial Europea (ESA) para coordinar las operaciones de respuesta al paso del huracán Eta por el sur del país a principios de este mes.

 

“Hoy estamos a merced de las potencias que tienen dinero y recursos para lanzar satélites. Así que siempre que necesitamos de algo, tenemos que recurrir a las imágenes que ellos hacen de nuestro territorio”, dijo.

 

Sin ninguna sorpresa, la primera dificultad que superar será su presupuesto, pero Guadarrama se mostró optimista: “No necesitamos de grandes presupuestos. Lo que se necesita es voluntad política”.

 

De acuerdo con él, la agencia se podrá beneficiar de compartir técnicas y recursos de los países miembros. Como ejemplo mencionó que Bolivia dispone de un satélite de observación de alta definición, el cual podría servir también a Paraguay, cuya experiencia en materia del espacio es incipiente. La enorme extensión territorial de América Latina representa también una plataforma privilegiada para el envío de artefactos al espacio, afirmó.

 

El reportaje del periódico brasileño  O Estado de São Paulo informa que, como será inevitable, los ojos están puestos ahora en Brasil -que junto con Argentina, posee la tecnología espacial más moderna de la región.

 

El profesor Valdés afirma que no tiene duda de que “Brasil tendrá que ser uno de los principales actores” del proyecto. El gobierno mexicano, igualmente, cree que la cooperación es posible. Guadarrama ironizó con una realidad: “Aunque algunos personajes lo intenten negar, Brasil siempre será un país latinoamericano y caribeño”

Imagen: Especial