Alexander buscaba a víctima en la dark web para matarla y comérsela; “debo saciar mi intensa sed de sangre”, escribió

 

Un joven de Texas fue detenido por buscar en la dark web a una víctima para matarla y comérsela.

 

El pasado 19 de octubre, Alexander Nathan Barter, de 21 años, fue detenido por querer matar un menor y comérselo. Para lograr su objetivo, buscaba a sus potenciales víctimas en la dark web.

 

Wayne Ivey, alguacil del condado de Brevard, en el este de Florida, sostuvo que la investigación inició cuando la policía encontró en la dark web un post donde Barter escribió: “Me gustaría probar la necrofilia y el canibalismo y ver lo que se siente matar a alguien”.

 

Junto a ese texto incluyó dos direcciones de correo electrónico encriptadas donde pudiera ser contactado por los interesados en conseguirle alguna víctima.

 

AGENTE ENCUBIERTO

Para indagar más en las intenciones de Barter, un agente encubierto se hizo pasar por otro internauta y lo engañó diciéndole que podía conseguirle una pequeña. Durante días mantuvieron varias conversaciones para negociar.

 

“¡Perfecto! estoy en el este de Texas. ¿Qué edad tiene tu hija? ¿Podemos matarla?”, escribió Barter en una de ellas y afirmó que podía deshacerse fácilmente del cuerpo pues vivía en un bosque.

 

En otra ocasión mencionó: No quiero hacer juegos de rol, quiero realmente violarla, matarla y comérmela. Quiero hacerlo lo antes posible, pues debo saciar mi intensa sed de sangre”

 

Finalmente acordaron reunirse y para ello el agente encubierto viajó hasta Texas.

 

PODRÍA ENFRENTAR CADENA PERPETUA

Barter la pidió comprar un teléfono sin plan y ropa nueva para cambiarse después del crimen. También lo instruyó para reportar ante las autoridades que su hija había desaparecido (a ella debía llevarla al bosque con engaños, diciéndole que harían un viaje de senderismo).

 

Así, Barter fue apresado. Al momento de la detención le encontraron un cuchillo y bolsas de plástico.

 

Barter es acusado por intento de asesinato y abuso sexual a un menor, entre otros cargos. De ser encontrado culpable podría ser condenado a cadena perpetua.