Alcaldesa morenista de Acapulco dice que si fuera gobernadora de Guerrero les cancelaría las concesiones a los transportistas que no quieren trabajar por ataques del crimen organizado

La alcaldesa morenista de Acapulco, Adela Román Ocampo, “se lavó las manos” de los problemas que tiene la ciudad ( ubicada en la entidad de Guerrero)  actualmente, la cual lleva varios días sin agua en prácticamente todas las colonias y tiene a gran parte del transporte público paralizado por amenazas y ataques del crimen organizado.

En un evento en la colonia Zapata de esa urbe, Román Ocampo indicó que no es su facultad resolver el problema del trasporte público y el crimen organizado, pues, según ella, eso le toca al Gobierno del estado de Guerrero. Por si fuera poco, la edil dijo que si ella fuera la mandataria estatal guerrerense les cancelaría las concesiones “a las líneas de transporte que nos están amenazando con no dar servicio”.   

“NO ES PROBLEMA QUE SE GENERÓ POR LA LLUVIA DE UNA TORMENTA”

En cuanto al problema de la falta de agua en la ciudad, la morenista se exculpó y dijo que los problemas que enfrenta Capama “no es algo que se generó por la lluvia de una tormenta, sino un problema que lleva años sin ser atendido”. No obstante, presumió que gracias a su administración ahora no se inundaron Caleta y Caletilla, pues se “desazolvó todo”.

Estas declaraciones de Román han causado molestia e indignación en redes sociales de parte de numerosos cibernautas, quienes tachan de “soberbia y déspota” a la alcaldesa de Acapulco y le piden “que se ponga a hacer su trabajo”.

Esperamos que se puedan resolver los problemas que tiene hoy Acapulco próximamente.

¿Qué opinas de estos hechos?