A cinturonazos, Katrina mata a su bebé; se enojó porque se hizo `pipi´ en la cama

 

Una mujer golpeó a su hijo de dos años con un cinturón de estoperoles hasta matarlo, porque el bebé había mojado la cama.

 

El pequeño de dos años llegó al hospital con más de 100 lesiones en su cuerpo.

 

Katrina ‘N’, de 30 años, de origen estadounidense, se declaró culpable por el brutal asesinato de su pequeño bebé Kylen.

 

MASACRA AL PEQUEÑO

Según el rotativo Rapid City Journal, la mujer primero agarró a golpes al niño con un cinturón, luego lo tiró al piso y allí siguió golpeándolo.

 

Le dio golpes en la cabeza y el estómago. De acuerdo con su declaración, ella explotó cuando el pequeño le dijo que se había hecho pipí en la cama.

 

De acuerdo con los forenses, el bebé llegó al hospital con 111 lesiones externas en el 70 por ciento de su cuerpo, estaba cubierto de hematomas.

 

También tenía un derrame de sangre en el cerebro y el abdomen, así como las costillas rotas. La causa de su muerte fue por un golpe violento.

 

LIMPIÓ LA ESCENA DEL CRIMEN

Katrina esperó 4 horas para llamar al 911 y se dijo que su madre, le ayudó a limpiar la escena del crimen y trató de engañar a los investigadores sin tener éxito.

 

La agresora estaba bajo los efectos del alcohol y de analgésicos el día del ataque.